Escultura griega

 

La escultura de la Antigua Grecia alcanzó el ideal de la belleza artística, adoptando con predilección el mármol y el bronce como material escultórico y tomando como asuntos principales los mitológicos y los guerreros a los cuales añadió en su última época el retrato de personajes históricos.

 

Suele dividirse la escultura griega en periodos históricos:

 

Período arcaico (650-500 a. C.)

 

En esta fase asistimos a un extraordinario progreso artístico.

 

Koré, entre el 520 y el 510 a. C., Acrópolis de Atenas. Mármol. Altura 1.82 m. 
Kouros, estatua de Kroisos, Anavyssos, en torno a 520 a. C. Mármol. Altura 1.94 m.

La escultura de esta época presenta los siguientes caracteres generales que vamos a aplicar sobre estos dos modelos:

  • Predominio de la figura humana sobre las representaciones de animales. Se representa el desnudo masculino como exaltación de la belleza física, mientras que no aparece el desnudo femenino.
  • Las principales esculturas griegas de este periodo son las korai (doncellas) y los kuroi (atletas desnudos) que son obras hechas para ser ofrecidas a los dioses.
  • Estas estatuas están diseñadas para ser vistas de frente (frontalidad), como en el arte egipcio, y en ellos el movimiento es mínimo (estatitismo o rigidez), apenas esbozado por una pierna que se adelante levemente a la otra. Resultan inexpresivas (hieratismo). Su dieño resulta geométrico y carente de detalles personales.
  • Se aprecia una tendencia progresiva hacia el naturalismo.

 

Evolución de Korai y kuroi desde el siglo VII a finales del siglo V a. C. 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trabajo del alumno Roberto Sánchez sobre kuroi y korai.

 

 

Período de transición o estilo severo (500-450 a. C.)

 

En los últimos tiempos del arcaísmo los escultores avanzan tanto en la representación de la figura humana en movimiento que intentan el complicado problema de componer grupos que decoren los frontones de los templos. La forma triangular del frontón obligará a los escultores a colocar las figuras en las más variadas actitudes, consiguiendo aportar movimiento a las figuras. De ahí surge una estatuaria en bronce genial de la que conservamos magníficos ejemplos como el Poseidón del cabo Artemisión, los guerreros de Riace o el Auriga de Delfos.

 

 

Los guerreros expuestos en el Museo de Reggio Calabria. Bronce A en primer término y, al fondo Bronce B.  Ejercicio Lee el artículo sobre Los bronces de Riace al que puedes acceder pinchando sobre el título y responde a las siguientes preguntas: ¿Dónde y cómo se encontraron estas esculturas? Además del bronce ¿con qué otros materiales se hicieron? ¿Qué pueden representar? Expón varias teorías.

 

 

Escultura clásica (450-300 a. C)

 

En la segunda mitad del siglo V a. C., coincidiendo con el esplendor de Atenas bajo el gobierno de Pericles (461-429 a. C.), los artistas crearon en esta época obras que han quedado como modelos de belleza y perfección ideal. Para lograrlo estudian matemáticamente las proporciones que debería tener un cuerpo humano perfecto, el canon. Los temas más representados pertenecen al mundo mítico de los dioses y héroes, que son tratados con dignidad, serenidad y movimiento contenido. Es el tiempo de los grandes escultores, entre los que destacan:

 

Mirón, Policleto y Fidias. Reconoce estas tres obras de la segunda mitad del siglo V a. C.  y averigua a quienes representan y quienes las hicieron.

  1. Fidias. Es el escultor más importante de todo el arte griego. A él se le encomendó la decoración del Partenón (frisos, metopas, frontones), la realización de las esculturas monumentales de la diosa Atenea Partenos y, posteriormente, la estatura crisoelefantina de Zeus para su templo en Olimpia.
  2. Policleto es el realizador de atletas (el Doríforo) en los que hay un interés por representar correctamente las proporciones del cuerpo humano.
  3. Mirón, autor del Discóbolo, en el que nos presenta el cuerpo de un atleta en el momento mismo en que, inclinado violentamente hacia delante, en el límite del equilibrio, se dispone a lanzar el disco en una prueba atlética. 

 

En el siglo IV a. C., las proporciones anotómicas se ablandan y se alargan, los dioses se humanizan, la pasión empieza a aparecer en los rostros, lo que anuncia cambios en el estilo.

Escultores como:

  1. Praxíteles dotan a sus esculturas de unas suaves y prolongadas curvas llamadas así: "curvas praxitelianas". Además, trabaja primorosamente el mármol con lo que las formas se ablandan y se plasman matices más delicados. El Hermes de Olimpia es una de sus obras más famosas junto con la Afrodita de Cnido.
  2. Lisipo presenta a sus kuroi y dioses en posiciones poco dignas, como el Apoxiomeno.

 

Trabajo de Efe Nosakhare

  

Escultura helenística (s. III y II a. C.)

 

La escultura ya no tiene que reflejar la perfección ideal anatómica sino que se centra en el individuo concreto, provisto de sus facciones personales (el retrato), los niños ya son representado como tales y no como adultos en pequeño (El Espinario, el Niño de la Oca ) o los viejos son representados con todas las lacras de la vejez.

 

El movimiento exagerado o desenfrenado se impone sobre el movimiento contenido: imágenes como el grupo de Laoconte y sus hijos muestran esfuerzo, dolor y temor ante la muerte o los relieves del altar de Pérgamo movimientos violentos.

 

Los temas ya no deben ser trascendentes o dignos y es frecuente ver momentos poco edificantes, como la mujer ebria, o que reflejan la vida cotidiana y el momento intrascendente (El Espinario, que representa a un niño en una actitud despreocupada intentando quitarse una espina que se ha clavado en el pie). También el erotismo es un tema frecuente como la Afrodita Calipigia que, desvistiéndose mira hacia atrás recreándose en la hermosura de su cuerpo, o el Hermafrodita dormido que nos obliga a rodear la figura para entender el sexo del personaje. 

 

Entre los artistas desaparecen las grandes individualidades clásicas y desconocemos fecha y autor de muchas obras. Además estas esculturas serán imitadas por  los romanos y a veces no podemos precisar si se trata de un original griego o de una imitación romana.

 

 

ESCULTURA DE ÉPOCA CLÁSICA

Siglo V a. C.

Fidias 

- Frontones (Nacimiento de Palas Atenea y contienda de Atenea y Poseidón), friso (Panateneas) y metopas del Partenon (Amazonomaquia. Centauromaquia. Gigantomaquia)

- Estatuas crisoelefantinas de Atenea Partenos en Atenas y de Zeus en Olimpia.

 

Policleto   

- Doríforo

 

Mirón

- Discóbolo                     

 

Siglo IV a. C. 

 

 

 

Praxíteles    

- Hermes de Olimpia con Dioniso Niño
- Afrodita de Cnido
- Apolo Sauróctono

 

Lisipo 

 - Apoxiómeno

 

ESCULTURA DE ÉPOCA HELENÍSTICA siglo III a I a. C.

 

 

- El Espinario

 

 

- Grupo escultórico del Nilo

 

 

- Relieves del Altar de Zeus de Pérgamo

 

 

- Coloso de Rodas
- Grupo de Laoconte y sus hijos
- Toro Farnesio
- Victoria de Samotracia

 

 

- Afrodita Calipigia
- Faunos y Sátiros

 

 

Trabajo de María García

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.