Lírica griega y romana

La lírica es poesía tocada al son de la lira, de donde recibe su nombre. Como vemos, la música y la poesía estaban muy unidas. De hecho, era el mismo dios Apolo el que protegía ambas disciplinas e inspiraba estas actividades creativas de los hombres a través de las musas.

 

La lírica griega.

 

Origen. La lírica o poesía nació en el  siglo VII a. C., época arcaica, algo posterior a la épica. Si la épica nació unida a los grupos aristócratas que querían que se cantasen valientes gestas militares y cuestiones de honor; la lírica nació como expresión de toda tipo de gente dentro de la sociedad que quería hablar de lo íntimo, de los sentimientos comunes al ser humano: del amor, de la amistad, de las penas, de la brevedad de la vida...

 

Poetas griegos y subgéneros temáticos. Conozcamos a tres poetas griegos:

  

  • Safo de Lesbos (s. VII a. C.). Fue una poetisa que dedicó su poesía al amor, expresado siempre con sencillez, ternura y pasión. Dirigió un círculo de jóvenes muchachas a las que iniciaba en la música, la poesía y el culto a Afrodita, como preparación al matrimonio. Cuando se casaban les dedicaba odas nupciales, poesías o canciones de boda. Sin embargo, también dedicó a sus alumnas poemas más personales e intimistas. Esto provocó, que muchos siglos después su obra fuera tratada despectivamente sobre todo entre los cristiano, que consideraba pecaminosas las prácticas homosexuales. Safo dio origen al término lesbianismo por su origen en la islas de Lesbos. Destacó sobre todas sus amadas, Atthi. Cuando la familia de ésta la retiró de la academia para casarla, Safo escribió el doloroso poema “el adiós a Atthi”.

  

 

  • Píndaro de Tebas (ss. VI-V a. C.) es el máximo representante de la poesía coral, que era la que se recitaba por un coro en las fiestas de la comunidad o en acontecimientos colectivos. Conservamos poemas en los que se alaba a los vencedores en los juegos deportivos que se celebraban en diversas ciudades griegas, nos falta, sin embargo, la música y la danza que le acompañaba para hacernos una verdadera idea del espectáculo. Un ejemplo de su poesía podemos verla en la Olímpica primera, un poema que Píndaro compuso para Hierón, tirano de Siracusa en Sicilia (476 a. C.).

 

 

  • Teócrito se especializó en églogas o bucólicas, poemas que hacen referencia a un mundo pastoril idealizado. Sobre este escenario aprovecha para exponer ideas morales y hacer un despliegue de cortesía amorosa y galantería.

 

 

La lírica latina.

 

La poesía romana está mas cercana al lector de hoy, aunque se inspira en el poesía griega. Tuvo especial importancia entre los siglos I antes y después de Cristo.

 

Poetas romanos y subgéneros temáticos. Destaquemos algunas características de la obra de los principales poetas romanos.

 

  • Catulo, es el autor de poemas a su amada Lesbia. Sus poesías son de amor y de rencor por no ser correspondido.

 

 

 

 

  • Virgilio, que ya había triunfado con el poema épico La Eneida, también imitó el tema pastoril de Teócrito y consiguió un éxito arrollador en la Roma de Augusto con sus Geórgicas.

 

  • Horacio, con sus Odas, extiende los tópicos literarios a que recurrirán los poetas de tiempos posteriores: el "beatus ille"  (feliz aquel) y el "carpe diem" (aprovecha el día).

 

 

  • Ovidio tocó todos los registros poéticos, desde el amor a un nuevo subgénero, el de la elegía, en el que se expresa o lamenta dolor por algo. En su caso su dolor se debía a que fue castigado por Augusto al exilio y murió lejos de Roma.

 

  • Marcial, poeta hispano romano de Bílbilis (Calatayud), fue famoso por sus epigramas satíricos, subgénero de pocos versos en donde se criticaba con acidez y sarcasmo la sociedad y la vida cotidiana.

  

 

 

El teatro griego y romano.

 

A finales del siglo VI a. C. comienzan a desarrollarse en el mundo griego la tragedia y la comedia, los dos subgéneros del teatro.

 

El teatro se representaba ante todo el pueblo a diferencia del canto lírico o épico. Es, por tanto, un género popular enmarcado dentro de las festividades de las polis. Al teatro asistía todo el mundo, incluso las mujeres y, en algunos casos, también los esclavos. Era así porque el teatro tenía una función educativa, ya que en él se mostraban los valores y principios de la sociedad griega.

 

 

 

 

Presentaban dos componentes básicos: el coro y los actores.

 

  • El coro presenta el contexto y resume las situaciones para ayudar al público a seguir los sucesos, con comentarios sobre los temas principales de la obra y enseña cómo se supone que un público ideal reacciona ante la representación. Representa a menudo a la gente en la obra. El coro se expresa generalmente por el canto, pero también en ocasiones por el lenguaje hablado.

 

  • Los actores , todos ellos varones, llevaban una máscara, triste o alegre, según el drama. Con el cambio de máscara, un mismo actor podía representar varios personajes, incluso femeninos. Debían recitar largos monólogos, o bien dialogaban entre sí o con el coro. En escenas muy emotivas incluso cantaban.

 

La tragedia

 

Las tragedias se caracterizaban por contar historias que provenían de los mitos y donde se debatían conflictos entre el hombre y otros elementos (la divinidad, el destino, la sociedad, la familia) o un conflicto del hombre consigo mismo. De ahí que muchas veces el protagonista se muestre hundido, destrozado y víctima de sus propias decisiones.

 

Los principales autores trágicos son

 

 

Esquilo escribió al menos 80 dramas, de las que sólo nos han llegado siete y algunos fragmentos de otros. Lucho como hoplita contra Persia y por eso contó temas sobre la guerra contra estos en varias de sus obras. 

 

 

  

La Orestía es la única trilogía completa que conservamos en ella se construye la saga de Micenas.

 

 

 

 

Sófocles gozó  de gran prestigio en su ciudad y fue amigo de ilustres contemporáneos: Heródoto, Hipócrates, Pericles... Sus obras triunfaron en numerosas ocasiones. Sin embargo,  en ningún poeta griego encontramos una consideración más profunda del dolor humano y del destino.

Edipo Rey representa una leyenda que pertenece al ciclo tebano. Edipo, rey de Tebas, ordena investigar la causa de la peste que asola la ciudad. Edipo intenta huir de su destino, para caer en él, no ceja en sus averiguaciones a pesar de temer ya la trágica verdad.

 

Eurípides  

Las fuentes nos hablan de un Eurípides solitario e inconformista, que pocas veces obtuvo victorias con sus obras, ya que el público ateniense no veía con buenos ojos que le mostrasen en escena problemas contemporáneos. En general, son obras que nos describen los males de la guerra, tanto entre los vencidos como entre los ganadores.

 

Una de sus obras más célebres es Medea.

 

 

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.